Agile Management: Métodos ágiles, SCRUM

Agile Management: Métodos ágiles, SCRUM

Si no sois profesionales de la informática, es muy probable que sea la primera vez que tengáis noticia sobre los métodos ágiles, es por ello que vamos a intentar hacer una pequeña introducción.

Para poder entender los métodos ágiles debemos ponerlo en contexto. El concepto métodos ágiles aparece a partir del manifiesto ágil redactado en 2001 por Jeff Sutherland,  Kent Beck y Ken Schwaber entre otros 17 profesionales de la programación de software y de la gestión de proyectos, después de poner en común sus experiencias en la gestión de proyectos complejos en entornos cambiantes.

Todos ellos  son promotores del método SCRUM. El método SCRUM, del cuál tendremos ocasión de hablaremos en siguientes posts, y que Jeff Sutherland explica de forma amena en su obra llamada del mismo modo, es uno de los modelos ágiles de gestión de proyectos con más éxito y difusión. Resumiendo mucho, SCRUM está basado en un proceso de iteraciones cortas que se enfocan en obtener productos completos y que incorpora pautas de seguimiento y revisiones sistemáticas. Para poder ser aplicado, SCRUM necesita de unos equipos basados en valores como la transparencia y la integridad, que deben ser compuestos por profesionales con habilidades complementarias,  con escasa jerarquía entre ellos y auto organizados. La palabra SCRUM se refiere al nombre en inglés de la melé típica del Rugby.

Ahora bien, la filosofía implícita en los principios y métodos ágiles no son exclusivas de la programación de software, ni se limitan a herramientas de gestión de proyectos, si bien es en el éxito alcanzado en la multiplicación de la productividad y la efectividad en estos ámbitos es el motivo de su actual difusión.